martes, mayo 31, 2005

Alarma tendenciosa

La negativa de la mayoría de los franceses a la aprobación de la Constitución Europea ha puesto nervioso a algunos sectores. Sin embargo, el aspecto económico sigue siendo la columna vertebral del viejo continente con un euro fuerte que puede estar a la altura del poderoso dólar monopólico de los últimos años. Hay que valorar también los avances políticos y, por tanto, no hay que rasgarse las vestiduras porque la mayoría de los franceses hayan dicho que no a la Carta Magna europea, ya que Francia utiliza el euro y se integra en el Parlamento Europeo. Como escribe hoy el columnista del Grupo Vocento, Manuel Alcántara "los franceses han dado una lección de egoísmo, no desean pertenecer a un club tan selecto. Veinticinco países son muchos, sobre todo si uno de ellos es Turquía". :: La Huella Digital ::: Alarmismo