martes, abril 05, 2005

El funeral del Papa

Fastuoso. El funeral del Papa, Juan Pablo II, fallecido el sábado pasado a las 21.37 horas en El Vaticano, ha tenido la suntuosidad que no proclamaba Jesucristo. Si bien es cierto, hay que decirlo, que Juan Pablo II mantuvo su reinado papal hasta la última gota de su vida, imitando a Jesucristo. Lo que no se sabe es si dejó un testamento pidiendo tanto lujo y ostentación de riqueza. Los cardenales esperan que el sucesor se siga acordando de los pobres. Desde España, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición del Partido Popular, Mariano Rajoy, parten dándose codazos por estar en la primera fila de las exequias, luchando por la 'pole position' igual que Fernando Alonso. Eso sí, llevando como séquito a los Reyes de España. Otros que pujan por las primicias de las primeras planas son justamente los periodistas. El humorista Ricardo, en el diario 'El Mundo', dibuja a Juan Pablo II dándole la espalda a un televisor. Quizás también habría que dibujarlo dándole la espalda a sus seguidores, que han organizado semejante barahúnda mediática. El dueño del mundo, el presidente estadounidense, George Bush, permanece cauto, después de haber venido a Europa a lavar sus manos de la sangre por la guerra de Irak. El Príncipe Carlos de Inglaterra y su ex-amante, Camila Parker Bowles, conservan su modosidad y aplazan 24 horas su boda por coincidir con el funeral del Papa Juan Pablo II, no sea que los restos mortales del pontífice ganen en audiencia mediática.